lunes, 15 de mayo de 2017

Con música de los años 60 celebraron el Día de las Madres en Pdvsa La Estancia

Correo del Orinoco: El patio del secado del café de Pdvsa la Estancia, en Caracas, se convirtió este domingo en una máquina del tiempo que llevó a las madres de más de 50 años a revivir la década de los 60 del siglo pasado, con las canciones que marcaron esta época, algunas de ellas versionadas por la agrupación Los Amantes del Recuerdo y otras en las voces de Henry Stephen y de Ivo, interpretes que formaron parte de la banda sonora de la Venezuela de aquellos tiempos.
Desde muy temprano comenzó en la sede de La Floresta de Pdvsa la Estancia la celebración del Día de las Madres con un bazar en el cual un nutrido grupo de artesanas y artesanos ofrecieron originales alternativas para comprar algún detalle para las progenitoras en su día.
Cerca de las 11:30 de la mañana comenzó la programación musical con la intervención de Los Amantes del Recuerdo, una agrupación formada por Augusto Gutiérrez en los teclados, Luis Felipe Aular en la guitarra, Eduardo “El Pollo” Tejera en la batería, Gabriel Uzcátegui en el bajo, Alberto Yansen en la voz principal y Haydee Alvarado en las segundas voces, coros y pandereta.

Pasteles verdes y ángeles negros

La banda encargada de calentar el ánimo del publico rindió homenaje a importantes agrupaciones de los años 60 en Venezuela y Latinoamérica como Los Terrícolas, Los Ángeles Negros y Los Pasteles Verdes, entre otros. Comenzaron su intervención con el éxito popularizado por Los Terrícolas “Hay Luto en mi alma” y más adelante, también de esta banda venezolana “Dos cosas”.
El público se emocionó especialmente con la la pieza “Y volveré”, de Los Ángeles Negros, de quienes también interpretaron temas muy sonados en los 60, algunos un poco olvidados pero que, sin embargo conservan esa conexión con el publico que los coreó e incluso los bailó, como fue el caso de“Murió la flor”, “Como quisiera decirte”, “Esta noche la paso contigo” y “A tu recuerdo”.

De Los pasteles Verdes tocaron “Hipocresía”, “Baby” y “Esclavo y amo” El repertorio se completó con “Como sufro al recordar”, de Los Nómadas y “Recuerdo de una noche”, entre otras.

El limonero todavía florea

Tal como lo prometió al Correo del Orinoco minutos antes de subirse a la tarima, Henry Stephen repitió la acostumbrada rutina que tanto complace, en este caso, “a las madres que vienen a escuchar a sus ídolos de otrora”, con u repertorio que pretendió, con visible éxito, “contribuir a la felicidad de esas madres que vivieron nuestro momento y probablemente se enamoraron de sus esposos con nuestras canciones y conservan recuerdos hermosos asociados a estos temas”, comentó el artista de 76 años de edad.

Por supuesto, no faltaron “Mi limón, mi limonero”, “La vi parada ahí” y “te perdí”, entre otras que trasladaron a la audiencia sus años mozos. “A todas las madres, desde el corazón, les pedimos la bendición y les damos las gracias por venir a vernos. Esto lo hacemos para que recuerden buenos momentos y también para demostrar que todavía estamos vivos”, bromeó Stephen.
Finalmente le tocó el turno a Ivo Trino, quien no se limitó a quedarse sobre la tarima y se bajó a compartir directamente con su público que lo recibió con entusiasmo y alegría. Inclusive cometió la travesura de subirse a cantar a una silla.

Para esta ocasión seleccionó “Sambalaya”, “Roll over Beethoven”, “Rosas rojas para una dama triste” y “(I Can’t Get no), Satisfaction” e “Imagíname”, entre otras de sus versiones en español de populares temas en inglés.

Para concluir la velada el cantante José Hernández se paseó por todos los espacios de Pdvsa La Estancia cantando serenatas a todas las madres que acudieron a los bellos jardines de este espacio capitalino para celebrar su día.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Eres cronopio o eres fama?


A 103 años del nacimiento del escritor argentino Julio Cortázar, te invitamos a descubrir si eres un cronopio o un fama con este divertido test.