jueves, 12 de abril de 2018

Trump no puede con Venezuela ni con la Cumbre de los Pueblos

Foto: Resumen Latinoamericano
Con talleres, debates intensos y reflexiones para el tiempo difícil que se vive en el continente, comenzó este martes la cumbre de los Pueblos en Lima.  Como todo acontecimiento de izquierda que se precie, la juventud de muchos y muchas se entremezcló con la presencia de veteranos en estas lides del anttiimperialismo y el anticapitalismo. Nadie vino al Perú a contar batallitas del pasado sino a intentar discutir cómo se construye un futuro diferente a este mundo que plantean intermitentemente desde Washington.


Hasta Lima llegaron numerosos delegados de la sociedad civil provenientes de Cuba, Venezuela, Bolivia, Argentina, El Salvador, Costa Rica, Panamá y resto del continente. También varios dirigentes sindicales como el bolivariano Jacobo Torres, el presidente de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores Estatales (CLATE, Julio Fuentes y los que se agregaron de distintas organizaciones gremiales y políticas del Perú, encabezados por el secretario general de la CGTP, Gerónimo López Sevillano. Algunos de los cubanos darán batalla ideológica en la devaluadísima Cumbre oficial, mientras que otros, como sus hermanos caribeños de Venezuela, contarán a sus pares del continente y a quienes participan representando al país anfitrión, las razones de por qué ambas Revoluciones, siguen en pie (el caso de Cuba bate records) a pesar de las brutales embestidas que soportan. Sin duda son las presencias luminosas de la cumbre de los Pueblos, pero no se quedan atrás los delegados y delegadas de otros países que tratan de explicar cuánto cambia -negativamente- la vida de los de abajo con la presencia de gobiernos pro imperialistas.

Por supuesto que lo ocurrido con Lula estuvo presente en casi todos los talleres pero también ocupó un lugar destacado en la inauguración, cuando todos los delegados y delegadas se pusieron de pie para corear “Lula LIbre”. No fue la única consigna escuchada: le siguieron el tradicional “Cuba sí, Yanquis no” y “Cuba y Venezuela, una sola bandera”, para llegar a un cierre de fuerte contenido discursivo por lo antiimperialista y socialista, en la voz de la talentosa rapera y militante venzolana Rodbexa, el secretario operativo de ALBA Movimientos, Gonzalo Armúa y un dirigente del gremio de la educación (SUTEP) del Perú, que evocó el pensamiento y el legado de Mariátegui.  La jornada inaugural culminó con el himno mundial de las y los trabajdores, entonado, puño en alto, por todos los presentes.

Fuera de la Cumbre alternativa, las dos noticias más importantes fueron el anuncio de la no venida de Donald Trump, a quien lo reemplazará su vice Mike Pence. El hecho se vivió como una clara victoria de quienes defienden a la Revolución Bolivariana, ya que de esta manera a los perritos falderos que presiden, por derecha, varios países del continente, su amo los deja solos y en of side, para decirlo en la lengua que más les cabe. Por lo demás, también se informó que los otros grandes ausentes serán los mandatarios de los países del ALBA, empezando por Nicolás Maduro. Como bien dijera hace pocas horas el presidente bolivariano: “esa Cumbre es una gran pérdida de tiempo”, agregando que además tomó la decisión de no viajar ya que el gobierno peruano dejó sin seguridad a la nutrida delegación venezolana.

Conclusión: otra vez les salió el tiro por la culata a los desestabilizadores de Venezuela. El perrito PPK dejó de mover la colita y va a pasar a la historia como un corrupto más, mientras que Trump prefiere abandonar la idea de plantar bandera en lo que cree su patio trasero, en aras de otra nueva guerra contra Siria, de la mano de Israel. Por último, la falta de gas del globo de la Cumbre oficial sirve para extender la partida de defunción del autodenominado Grupo de Lima, consistente en un puñado de países cuyo objetivo principal era colaborar al derrocamiento de Maduro. Y fracasaron estruendosamente, porque Venezuela es el corazón de América.





Resumen Latinoamericano

0 comentarios:

Publicar un comentario