Eduardo Galeano, un poeta de la historia latinoamericana que nunca morirá - Radio libre viento sur vientosur videos

TITULARES

jueves, 3 de septiembre de 2020

Eduardo Galeano, un poeta de la historia latinoamericana que nunca morirá





Su humanismo emancipador era su impronta, defendía que del África salimos todos, expandiéndonos luego por el mundo, creyente de que el amor verdadero nace y muere continuamente. Ese es Eduardo Galeano, un poeta de la historia latinoamericana que nunca morirá.

Hoy 3 de septiembre el mundo conmemora el aniversario 80 del nacimiento del escritor, historiador y periodista uruguayo, él es en la memoria colectiva un indiscutible referente cultural que logró marcar un tiempo al mostrar su intelecto comprometido que acompañó su pluma siempre al servicio de los pueblos desposeídos de Latinoamérica.

Aunque Galeano enfrentó un tiempo en el que era muy importante mirar hacia Europa, Estados Unidos y los epicentros de economía y de la cultura y no mirarnos entre nosotros mismos, eso no lo detuvo; con su vanguardismo plasmó en su obra y cada palabra pronunciada, un pensamiento crítico, el cual ha hecho que hoy en América Latina se vivan tiempos que hubiesen sido imposibles sin precursores como él.

Su actitud inconformista y contestataria que sembró de manera permanente le hizo escribir en 1971 «Las venas abiertas de América Latina», ensayo que propone una relectura del continente marcando un antes y un después en la manera de entender este hemisferio.

Galeano cuenta en esta obra, traducida hasta la fecha a más de veinte idiomas, la historia económica de latinoamérica no desde la visión de los vencedores sino desde la mirada de los vencidos, explicando al lector cómo los imperios, en complicidad con las élites regionales y el alto clero, han extraído la riqueza de nuestro suelo a costa de todo.

Su bandera; defender la voz de los desposeídos. Su obra jamás pasó desapercibida; sus libros son una lección constante de dignidad y coraje popular, leídos y admirados por millones en el mundo, entre estos, por el comandante Hugo Chávez,  quien siempre lo tuvo en sus discursos y calificó a “Las venas abiertas de América Latina” como “un monumento a nuestra identidad».

Recordando a Obama la expoliación de Latinoamérica

Este emblemático ensayo fue valorado significativamente por el gigante Chávez, quien además le obsequió a Barack Obama, esta obra, durante la V Cumbre de las Américas, realizada en el 2009 en Trinidad y Tobago. Se la obsequio seguramente para que Obama no olvidara cómo América Latina ha sido expoliada y  usada.


Chávez con el ímpetu que lo caracterizaba no perdía ocasión para visibilizar la verdad de la región; y en esa ocasión lo hizo regalando este ejemplar en castellano a quien era para la fecha su homólogo en la administración estadounidense.

Sin embargo, puede surgir la pregunta de ¿por qué Chávez elige este libro para regalárselo a Obama?, en el marco de esta Cumbre de Las Américas, de hecho, la primera a la que asistió Obama como mandatario norteamercano; y es que esta cita internacional ya venía marcada por una posición en bloque de los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), sumado a la exigencia del cese del bloqueo a Cuba y otros medidas no cónsonas con la nueva Latinoamérica.

Precisamente, el libro de Galeano desnuda toda la explotación económica y la dominación política que sufre América desde la colonización europea hasta la década de los 70’, época en que comienzan las dictaduras militares en la región.

En esta Cumbre, uno de los detonantes para que Chávez se levantara de su silla y se dirigiera hasta el puesto de Obama, con libro en mano, fue que éste dio inicio a su discurso diciendo: «Hablemos hacía el futuro».

Sin duda, comenzar con esa premisa negaba todo lo que había pasado; así que este libro del escritor uruguayo Galeano se convirtió en la manera de recordarle a Obama un pasado y realidades que siguen estando vigentes.

«Las venas abiertas de América Latina» se publicó cuando el escritor tenía 31 años y por ese entonces sus posiciones políticas eran más tajantes. «En todo el mundo, experiencias de partidos políticos de izquierda en el poder a veces fueron correctas, a veces no, y en muchas ocasiones fueron demolidas porque estaban correctas, lo que dio margen a golpes de Estado, dictaduras militares y períodos prolongados de terror, con sacrificios y crímenes horrorosos cometidos en nombre de la paz social y del progreso”, indicó Galeano en una  Bienal a la que asistió en Brasil.

Este ensayo también llamado por muchos como la biblia latinoamericana escrita en época de dictaduras en América Latina, por su tinte de izquierda, fue prohibida, pero como muy buen libro comenzó a ir de mano en mano y se empezó a hacer muy famoso en todo el continente.

«Ese extraño dictador llamado Chávez»  

Quizás por lo vivido en esas verdaderas épocas de dictaduras y conocer lo que significaba realmente un régimen dictatorial, el escritor desnudó también con su palabra lo que pasaba en Venezuela, al decir «Ese extraño dictador llamado Chávez». Y es que ironizaba en distintos ámbitos sobre la calidad de dictador asignada por el establishment mundial al presidente bolivariano Hugo Chávez.

Otras obras emblemáticas del poeta Galeano 

Los días siguientes’ (1963), Guatemala, país ocupado’ (1967), La Canción de nosotros’ (1980), Memoria del fuego’ (1982-1986), El libro de los abrazos’ (1989), El fútbol a sol y sombra’ (1995), Patas arriba: Escuela del mundo al revés’ (1998), Espejos’ (2008) y Los hijos de los días’ (2011), son otras de las obras con las que Galeano dejó y seguirá dejando huella, no sólo en Latinoamérica, sino en el mundo, cuyo desafío es asumir esa conciencia, conducta y rebeldía de este hombre que defendió con su acción, palabra y pluma a los más desfavorecidos.

/ Prensa Presidencial 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También puede leer: