Un estudio revela que la leche materna contiene fuertes anticuerpos que podrían ser muy útiles para enfrentar el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Una investigación realizada en 15 mujeres y, publicada este lunes por la revista científica iScience, muestra que todas las mujeres que se habían recuperado de la COVID-19 y estaban dando de lactar tenían anticuerpos reactivos a la proteína del pico del virus, por lo cual podrían estar transmitiendo inmunidad viral a sus bebés.

Rebecca Powell, la autora del estudio de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai (EE.UU.), ha resaltado que los anticuerpos en la leche materna también podrían ser usados en algo más que proteger a los bebés del virus.

“La gente cuestiona que esto sea algo que realmente podría suceder”, ha lamentado, ya que, a su juicio, no hay una comprensión más amplia de los beneficios inmunológicos de esa leche.
Esto mientras que los epidemiólogos indican que aún no han encontrado evidencias de que una madre pueda transmitir el nuevo coronavirus a su niño mediante la leche materna.