La Virgen baja para hacernos tomar conciencia de lo que hemos hecho con nuestra tierra - Radio libre viento sur vientosur videos

TITULARES

domingo, 1 de noviembre de 2020

La Virgen baja para hacernos tomar conciencia de lo que hemos hecho con nuestra tierra




“Debemos estar conscientes que la Virgen  no solo baja para ser homenajeada sino para hacernos tomar conciencia de lo que hemos hecho con nuestra tierra, nuestra historia regional, nuestras instituciones, las familias, la política, la democracia, la economía y hasta con la religión

La Virgen baja para compartir como Madre y compañera de camino, demostremosle  un corazón sensato. Su deleite son nuestras verdades, no las hipocresías.

Es hora de la sensatez con Ella, asumamos lo que nos toca en el servicio desde los valores del Reino: justicia, paz y amor”.

Las palabras fueron expresadas por el arzobispo de Maracaibo, monseñor José Luis Azuaje Ayala, quien presidió la ceremonia de la tradicional Bajada de la Virgen de Chiquinquirá. Esta misa, celebrada cumpliendo los protocolos de bioseguridad, da inicio a la festividad patronal en el Zulia, estado al que llegó la Tablita hace más de 310 años.
La ceremonia virtual de  la Bajada comenzó a las 5:00 pm, finalizado el rezo del Rosario, en el Cofre de Oro, como es llamada también la Basílica.

Asistieron al templo 16 sacerdotes invitados y entre las autoridades civiles se encontraban el gobernador Omar Prieto y la primera dama, Jessica Lucena; el secretario de Gobierno, Lisandro Cabello, y los alcaldes de Maracaibo y Mara, Willy Casanova y Luis Caldera, respectivamente, junto a Selene Estrach y Roselyn de Caldera.

La música se hizo bajo los acordes de la misa zuliana, al ritmo de gaita con Gaiteros del Pozón. Esta animada misa es una propuesta de monseñor Chulique Hernández, presente en el altar junto al arzobispo y el párroco rector de la Basílica, Nedward Andrade.

A la transmisión efectuada en @basilicachinita se llegaron a conectar más de 5.120 personas, un reflejo de lo importante que es la Chinita para el zuliano.


El arzobispo Azuaje   dio las gracias a los profesionales de la salud que  hoy sirven y atienden a los enfermos a pesar de no tener todas las condiciones necesarias y de bioseguridad. Vaya el llamado a las autoridades sanitarias y regionales, afirmó.

A todos aquellos que atienden hoy a los enfermos les recordamos que la Virgen les acompaña con amor, agregó. Se refirió, igualmente, a la coincidencia de que en medio de esta terrible pandemia, un sabio, el médico venezolano José Gregorio Hernández sea el próximo beato del país.

Para el prelado, esta pandemia   si algo demostró es que lo que nos une  ha sido  la fragilidad de la que estamos hechos. Esta emergencia ha hecho que rompamos con el individualismo, porque como ha dicho el papa Francisco,  o nos salvamos todos o nadie se salva.

El cambio de mentalidad es el reto. Recordó el prelado que muchos hacen finta diciendo que tienen poder, pero en su interior saben que la fragilidad les envuelve . "Deben saber que hay solo un camino y es el de la humildad, la solidaridad solidaridad, antes que el del dominio virtual con palabras huecas y vacías".

La Bajada se dio mientras para Ella cantaban Los Chiquinquireños. La Reliquia descendió por un tobogán de unos 10 metros, a diferencia de los 60 metros de años anteriores y que la han llevado hasta el pórtico del templo.

“El recorrido será breve para llegar rápido al corazón del zuliano”, describió monseñor Azuaje.

A la ceremonia eucarística asistieron poco más de 160 personas, para acatar los protocolos de bioseguridad. Los presentes llevaron mascarillas.

La Virgen bajó a los brazos de sus hijos, celebrada con gaitas. De la alegría del zuliano  por la Bajada se hicieron eco los fuegos artificiales que deslumbró en el cielo marabino.


"No están en riesgo los votos, sino la salud"
El arzobispo de Maracaibo pidió a los políticos tomar medidas de bioseguridad durante la campaña.  Recordó que el virus no se ha ido, anda por allí. Dijo: “Andan en campaña y hemos visto, en actos, a un pueblo sin tapabocas. Y así como ellos también hemos visto en  otros ámbitos de la sociedad.  

Si vamos a ser responsables que lo seamos todos, dijo.

A la Iglesia nos piden normas y desde el miércoles 4-N seguiremos insistiendo en la necesidad de cuidarse.

“Lo que está en riesgo no son votos, sino la vida y la salud de las personas”. “En nuestras parroquias vamos a insistir a las familias que se cuiden. Es un momento delicado”.

/ Panorama

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También puede leer: