El delantero del Barcelona Ansu Fati evoluciona "muy satisfactoriamente" de su lesión de menisco, según informó este lunes 4 de enero el club catalán.

El jugador, que se lesionó en un partido de La Liga contra el Betis, se operó del menisco interno de la rodilla izquierda el pasado 9 de noviembre. Entonces se le pronosticaron unos cuatro meses de baja.

Recientemente Ansu Fati se volvió a poner en la manos del doctor Ramón Cugat -bajo la supervisión de los médicos del Barça- para someterse a un tratamiento biológico regenerativo que está dando muy buenos resultados y que podría acortar aún más los plazos de recuperación.
Este curso, el joven atacante azulgrana ha disputado 10 partidos (7 en LaLiga y 3 en la Liga de Campeones) y ha marcado 5 goles. 

/Panorama