Este jueves 7 de enero más de 8 millones de estudiantes de educación inicial, primaria y secundaria, incluidos adultos, Misiones Ribas y Robinson, Escuelas de Artes y Oficios y alumnos del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces),  volvieron a las aulas virtuales del año lectivo 2020-2021 con el plan de clases a distancia Cada Familia es una Escuela, que puso en práctica el Gobierno Bolivariano del presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, para combatir la pandemia global del coronavirus.

El plan exclusivo de la República Bolivariana de Venezuela fue diseñado a través del Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE), como método pedagógico de prevención y protección, que garantiza de forma alternativa la atención educativa a toda la población estudiantil del país, como resultado del Decreto de Alarma por la amenaza del virus y como una herramienta más dentro del Plan Nacional de Prevención y Protección contra el coronavirus (COVID -19).

Se ejecuta mediante las plataformas digitales y las Tecnologías de Información y Comunicación, con la participación consciente y disciplinada de los padres y representantes en cada familia.

El programa fue trabajado con todas las Zonas Educativas, con las comunidades, los planteles privados y hasta con la Unicef.
La Familia, la Comunidad y la Escuela es una trilogía fundamental para la educación de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.
Las familias respaldaron este programa a distancia, tras ser consultadas con una encuesta a través del Sistema Patria, donde además se le pidió indicar cuál de los medios utiliza más la familia: televisión, radio, internet, correo electrónico, teléfono u otros.
Se ha desarrollado incluso en las zonas remotas y selváticas del país, atendiendo la educación de los pueblos indígenas.
El programa garantiza además la comida del Programa de Alimentación Escolar (PAE) con atención de seguridad sanitaria a las madres cocineras, y toda la cadena de elaboración, hasta llevar la vianda al hogar, casa por casa.
El Ejecutivo Nacional decidió que en 2021, las clases no serían presenciales, y se mantendría el programa en línea y otras estrategias a distancia.

Además, se decidió una coordinación entre el Despacho de Educación, las Zonas Educativas y las comunidades de padres y representantes, para puntos de asesorías pedagógicas en las escuelas con citas previas, durante las semanas de flexibilización de la Fórmula de Cuarentena 7+7+ Plus.

La decisión fue evaluada tras la situación mundial en países donde se reiniciaron las clases presenciales, como España, Italia, Corea del Sur, EE.UU., donde se incrementaron los contagios, las muertes y las afectaciones a la salud pública. Está claro que Venezuela debe aprovechar esta experiencia externa y evitar que ocurra lo mismo en el país.

“No se preocupen, vamos a mantener los servicios educativos del país vía on line y con teleclases”, expresó el Jefe de Estado en septiembre pasado. De esta manera, Venezuela garantiza el derecho a la educación, al mismo tiempo que la salud, la alimentación y la vida.


Primer período exitoso:

El titular del despacho educativo, Aristóbulo Istúriz, dijo que con este plan telemático se logró culminar con éxito el primer período escolar del año lectivo, que comenzó el 16 de septiembre y cerró el 15 de diciembre de 2020.

En este primer lapso, los estudiantes y docentes venezolanos demostraron al mundo que Venezuela no se detiene, a pesar de la pandemia del coronavirus y en medio de la guerra económica criminal, con el bloqueo brutal y de las mal-llamadas “sanciones”, del Gobierno de EE.UU., que violan los derechos humanos y la Carta de las Naciones Unidas por medidas unilaterales, coercitivas e ilegales contra los venezolanos, así como lo han hecho durante 60 años contra el pueblo de Cuba.

Igualmente, Istúriz, en su condición de Vicepresidente Sectorial del Socialismo Social y Territorial, a finales del 2020 realizó una ponencia sobre las políticas sociales que lleva a cabo la Revolución Bolivariana, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los venezolanos.

“Lo social es lo estratégico para el modelo Bolivariano, un modelo inclusivo y humanista donde el ser humano es fundamental, a su vez es el mejoramiento de las condiciones materiales y espirituales de vida de nuestro pueblo, el modelo está expresado en la Constitución Bolivariana”, resaltó.

Por ello, advirtió que el proyecto político del Comandante Hugo Chávez Frías se convirtió en el blanco fundamental del imperialismo, en su intento por evitar que el modelo humanista se imponga como alternativa al capitalismo salvaje que se practica en EE.UU.

Era Bicentenaria:

Adicionalmente, en este 2021 se celebrará el Bicentenario de la Batalla de Carabobo, y las actividades académicas estarán honrando esta fecha magna dentro de la Era Bicentenaria venezolana.

Istúriz explicó a finales del año pasado, que preparan el arranque de la Era Bicentenaria que continúa luego del 2021, rumbo a los dos siglos de la siembra de Bolívar. “En el 2021 no se acaba la Revolución. Chávez dijo que en el 2030 teníamos que devolverle a Venezuela la Independencia. ¿Por qué en el 2030? porque esta Era tiene una ruta, todos los hechos históricos que se vayan cumpliendo hasta el 2030 son por el año Bicentenario”.

/Venezolana de Televisión