El reciente escándalo por la acusación de incesto en Francia contra el politólogo Olivier Duhamel, uno de los analistas y académicos más famosos del país, se ha traducido en el nacimiento de un nuevo #Metoo, en el que otras víctimas cuentan en las redes sus propios casos familiares.

La etiqueta #MeTooInceste es tendencia en Twitter, donde, con unos 6.000 tuits este sábado, hombres y mujeres relatan sus historias, en algunos casos acompañadas de fotografías de ellos de pequeños con la edad que tenían cuando sucedieron los hechos.

La acusación contra Duhamel fue planteada por su hijastra, la jurista Camille Kouchner, quien en un libro que se publicó la semana pasada, «La Familia Grande», asegura que él abusó sexualmente de su hermano mellizo, Antoine, cuando este tenía 14 años.

Su revelación, cuya narración ha sido un éxito de ventas, provocó el pasado 4 de enero la dimisión de Duhamel como presidente de la Fundación Nacional de Ciencias Políticas (FNSP) y de otras funciones.

El antiguo parlamentario europeo socialista (1997-2004), de 70 años, está siendo investigado además por la Fiscalía de París por violaciones y agresiones sexuales a cargo de una persona con autoridad sobre un menor.

/EFE