La vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, manifestó este lunes que la presencia de un buque de Estados Unidos en aguas venezolanas es “una provocación y representa una amenaza a la soberanía y a la integridad territorial de Venezuela”

Así lo manifestó la vicepresidenta en rueda de prensa con medios internacionales, en la que abordó el conflicto territorial de Venezuela con la República Cooperativa de Guyana por el territorio Esequibo, y denunció que el gobierno de Estados Unidos está detrás de las acciones del gobierno guyanés, el cual desconoce el Acuerdo de Ginebra para resolver la controversia territorial de manera práctica, pacífica y satisfactoria para ambas partes.

Informó que el día de hoy envió una carta al Secretario General de las Naciones, Antonio Guterres, para alertarlo sobre la amenaza a la paz y la región que representan esos ejercicios militares de Estados Unidos y Guyana en aguas venezolanas.

“No queremos a Craig Faller (jefe del Comando Sur de Estados Unidos) en el Caribe haciendo ejercicios militares, amenazando a Venezuela con la protección de supuestos intereses ilegales e ilegítimos en un territorio controvertido donde no tienen que meter sus narices “, dijo Rodríguez.

“Es una carta para la alerta, y en sus manos está garantizar la paz y la estabilidad de esta región, territorio de paz”, manifestó la vicepresidenta a Guterres.

“Han traído a un amo imperial para amenazar a Venezuela”, manifestó Rodríguez al referirse a la actuación de Guyana, cuyo gobierno se ampara en la saliente administración Trump “en sus últimas horas de agonía”.

Explicó la vicepresidenta que el sábado 9 de enero presenciamos una insólita declaración por parte del presidente de Guyana”, quien cuestionó el reciente decreto del presidente Nicolás Maduro para administrar territorio venezolano.

El presidente Nicolás Maduro “suscribió un decreto para la creación de una zona estratégica especial, -lo cual está contemplado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela,- sobre el Territorio para la Fachada Atlántica”, dijo la vicepresidenta al detallar que se trata de un “ordenamiento administrativo interno de territorio venezolano, y ahora resulta ser que para Guyana este territorio no es de Venezuela”.

“Quienes se presentan como víctimas tienen un espíritu y un ánimo imperial de arrebatar territorio a lo loco sin ningún tipo de sustento”, manifestó al argumentar que “el presidente Nicolás Maduro está facultado por la Constitución para ordenar el territorio y para crear zonas estratégicas especiales para su administración, y de este territorio su proyección atlántica”.

“No le han explicado bien el alcance de este decreto al presidente de la República Cooperativa de Guyana”, indicó Rodríguez al señalar que el decreto suscrito por el Gobierno Nacional “dice que la primera violación es que ningún estado puede decretar unilateralmente sus fronteras internacionales ya sean terrestres o marítimas”.

“No pueden disponer de un territorio unilateralmente”, reiteró Rodríguez al insistir que se trata de un ordenamiento interno de territorio venezolano, donde se ejerce jurisdicción y soberanía venezolana, -el cual- “no puede mal interpretarse. No hay cabida a interpretaciones erróneas en este sentido”.

“Hacemos un llamado a Guyana, tengan sindéresis, no hagan una escalada apoyados por el gobierno saliente de Estados Unidos”, exhortó la vicepresidenta.

“Llamamos a las altas autoridades de Guyana a que no enloquezcan porque ya ellos saben lo que han venido haciendo, crear intereses a través de la Exxon Mobil para tener apoyo militar grosero y amenazante contra Venezuela por parte de los Estados Unidos.

En este sentido, dijo que en 2016, cuando Venezuela ya había hecho la relación de buenos oficios para ambas partes, Guyana suscribió un acuerdo con la Exxon Mobil “consumando lo que venía denunciando Venezuela sobre la disponibilidad de un territorio controvertido”.

“En ese acuerdo se aprobó un bono de 18 millones de dólares para cubrir los gastos legales ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ)”, indicó Rodríguez.

“Guyana nunca tuvo disposición real a la negociación, Guayana ha venido actuando de mala fe y quedó demostrado con la firma del acuerdo. Guyana no ha estado apegada a buscar acuerdos”, expresó Rodríguez al hacer un llamado al Caribe a estar alerta, a preocuparse por esta intencionalidad que está demostrando el gobierno de Guyana atentando contra las relaciones de cooperación, al gran espíritu de Petrocaribe, atentando contra las relaciones de la buena vecindad entre estados soberanos

“Han traído a un amo imperial a nuestro territorio para amenazar a Venezuela, eso es inadmisible. Llamamos al respeto de la Declaración de Zona de Paz de la Celac, llamamos al respeto de la tranquilidad de este territorio”, dijo.

Solicitó “a las Naciones Unidas a los pueblos del Caribe a sumarse al llamado de paz de Venezuela para que esta controversia se dirima entre dos estados soberanos en condiciones de igualdad y por la vía que corresponde y está contemplada en el Acuerdo de 1966”.

“Los títulos de Venezuela sobre el territorio de la Guayana Esequiba son indiscutibles. Nacimos como República con el territorio de la Guayana Esequiba”, señaló.

“Este territorio existía en la Capitanía General de 1777 cuando Venezuela era Capitanía General. Este territorio era límite de la Gran Colombia, e inexplicablemente por un despojo imperial, al cual se ha sumado Guyana, Venezuela fue arrebatada de este territorio”.

“Nosotros tenemos títulos legítimos sobre el territorio de la Guayana Esequiba”, destacó.

“Hemos dicho desde 1966 esta controversia territorial se dirime por vías pacíficas, por negociaciones políticas y amistosas que conlleven a una solución práctica y satisfactoria para ambas partes”, culminó su intervención la vicepresidenta.

/Últimas Noticias