Irán pondrá en marcha, en un futuro próximo, la primera línea de transporte marítimo directo a Sudáfrica y los países latinoamericanos.

El jefe de la Comisión de Desarrollo de Comercio y Exportaciones No Petroleras de la Cámara de Cooperativas de Irán, Babak Afqahi, ha anunciado este sábado que dicha línea naviera conectará los puertos meridionales de Irán con los de Sudáfrica y luego con las terminales latinoamericanas, específicamente las de Brasil.

El proyecto, que se desarrollará con el apoyo de la mayor empresa naviera de Irán, Líneas Marítimas de la República Islámica de Irán (IRISL, por sus siglas en inglés), tiene como objetivo impulsar el comercio no petrolero entre estos países.

El responsable persa ha agregado que la Cámara de Cooperativas de Irán ha comenzado a inscribir a los empresarios y compañías que quieren utilizar esa línea naviera directa para transportar sus mercancías a Sudáfrica o Latinoamérica.

rán ha desarrollado su comercio no petrolero con muchos países en África y América Latina desde que su sector energético y muchos otros sectores económicos del país fueran blanco de los embargos unilaterales de EE.UU. en 2018, cuando la anterior Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, optó por sacar a su país del acuerdo nuclear de 2015 firmado con Teherán.

El comercio no petrolero de la República Islámica con Sudáfrica casi se duplicó en los primeros seis meses del año pasado del calendario iraní ―del 21 de marzo al 22 de septiembre de 2019―, alcanzando los 43 millones de dólares.

La República Islámica también ha aumentado las cooperaciones económicas con algunos países latinoamericanos, entre ellos Venezuela y Brasil. Tras los embargos de EE.UU. a Irán, el gigante latinoamericano se ha convertido en un nuevo destino para las exportaciones de productos petroquímicos iraníes.

En su estrategia para contrarrestar la política de restricciones estadounidenses, Irán no solo ha estado desarrollando las actividades de su industria petrolera, sino que también ha impulsado su comercio no petrolero.

En esta misma línea, la República Islámica ha estado lanzando varias líneas navieras directas a los principales destinos de sus productos no petroleros en los últimos años. El país persa ha puesto en marcha una línea de transporte marítimo directo con Siria y Omán, y también planea establecer rutas navieras directas con Catar, La India, Turkmenistán y Rusia.



Texto: HispanTv