Una inusual tormenta invernal en los estados del sur y este de Estados Unidos dejó este martes a millones de habitantes sin energía eléctrica y además afectó a las entidades del norte de México, que registraron apagones masivos. 

Texas ha sido una de las entidades más afectadas, lo que provocó no solo la emergencia eléctrica sino la cancelación de numerosos vuelos, cierres de carreteras y vías secundarias, además de cientos de hogares sin suministros eléctricos.

El vórtice polar que azota a EE.UU. ha provocado un aumento de 20% en la demanda de energía en ese país y con daño en Texas a casi 5.00.000 de personas por apagones debido al intenso temporal.

Por su parte, la firma Motiva Enterprises ha anunciado la clausura temporal de Port Arthur Manufacturing Complex, la mayor refinería de crudo de EE.UU., situada en Port Arthur, en Texas, debido a "las temperaturas heladas sin precedentes".

La tormenta ha ocasionado escenas inéditas en Texas, donde ha nevado en puntos tan al sur como Brownsville, en la frontera con México y donde solo se ha registrado nieve en dos ocasiones en la historia desde que los registros comenzaron en 1898.

En el condado de Brunswick, Carolina del Norte, un tornado dejó al menos tres personas muertas y otras 10 heridas, indicaron los servicios de emergencia locales.

Aparte de las temperaturas bajas, se esperan más precipitaciones invernales esta semana. 


 Un nuevo aviso de tormenta de invierno entrará en vigor a partir de este miércoles, que podría traer una mezcla de lluvia helada, aguanieve y nieve.

Es probable que se produzca otra helada intensa el jueves por la noche y el viernes por la mañana.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, por sus siglas en inglés) indicó en un comunicado que unos 150 millones de estadounidenses -la mitad de la población del país- están actualmente afectados por los avisos de tormenta invernal.

Al menos 25 personas han muerto en casos relacionados con el clima, la mayoría en Texas, mientras la tormenta continúa cubriendo grandes extensiones del país.

Más de 4.1 millones de personas se despertaron sin electricidad en Texas, según poweroutage.us., Ya que las bajas temperaturas récord traen una demanda de energía que la red eléctrica del estado no pudo satisfacer.

Las áreas más afectadas por los cortes de energía fueron alrededor de Galveston y Houston, según poweroutage.us, que documenta los cortes de corriente.

Los funcionarios del Gobierno de Texas pidieron a los residentes que se mantuvieran alejados de las carreteras, ahorraran energía y sellaran sus ventanas y puertas para evitar las corrientes de aire.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, desplegó a la guardia nacional para vigilar a las personas y ayudar a establecer centros de calentamiento.

La tormenta también afectó los estados de Arkansas, Indiana, Minnesota, el valle de Ohio hasta Pensilvania y Mainer.

El presidente Joe Biden ha declarado el estado de emergencia para los 254 condados de Texas y autorizó a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias a coordinar la ayuda en casos de desastre.

México afectado también por la tormenta de invierno de EE.UU.

Casi 5.000.000 de clientes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en los estados de Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas y Chihuahua, fronterizos con Texas, se han quedado sin electricidad debido a la falta de gas natural para las plantas generadoras.

En México,  el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) declaró un estado de emergencia en el Sistema Interconectado Nacional.

El hecho se debió a un desbalance en el sistema eléctrico, derivado de la falta de gas natural, lo que provocó que más de 4.7 millones de usuarios se quedaran sin suministro eléctrico en los estados del norte de México.

La falta de gas natural para la generación eléctrica, debido al congelamiento de ductos que lo transportan desde EE.UU., ocasionó los apagones de ayer, explicaron las autoridades del sector.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que sus proveedores en Texas suspendieron el suministro de gas natural debido al congelamiento de los ductos, lo que afectó la disponibilidad para la generación de energía en las centrales de ciclo combinado.

 El frío extremo que azota a Estados Unidos ha provocado un aumento de 20% en la demanda de energía en ese país, lo que conlleva el incremento de la necesidad de gas natural y aumento en sus precios, situación que afecta a México, ya que cerca de 60% de la energía del país se genera con gas natural importado.