El hecho tuvo lugar en la ciudad francesa de Tolón, la mayor ciudad portuaria de la costa mediterránea francesa.

La Policía puso en marcha una operación en Tolón después de que un individuo lanzara una caja con una cabeza humana en su interior por la ventana de un edificio.

"La declaración presentada a la Policía se refería a un hombre decapitado. Según los primeros datos confirmados por la Dirección Central de Seguridad Pública (DDSP), una caja de cartón con una cabeza humana cortada fue arrojada desde una ventana", dice el medio.

Según la prensa local, parte del centro de la ciudad fue acordonada. Por su parte, la Policía anunció en Twitter que la operación finalizó y que el sospechoso fue detenido.

Según el fiscal adjunto de la ciudad, Dominique Mirkovic, citado por el medio Nice-Matin, el sospechoso tiene unos 40 años y estaba "confundido" cuando fue detenido. Durante el arresto no mostró ninguna resistencia y habló de Satanás. La Policía no ha dado más detalles acerca del individuo.

El alcalde de la ciudad expresó sus condolencias por lo ocurrido.

"Todavía no se ha revelado la identidad de la víctima. Mis pensamientos están con ella y con sus familiares que, incluso sin conocer la tragedia, tendrán que enfrentarse a esta terrible realidad", escribió Hubert Falco en su cuenta de Twitter.

Según el canal BFM, el 31 de enero por la noche los agentes de la Policía municipal acudieron al lugar por una supuesta pelea y allí encontraron la caja con la cabeza. El propietario del apartamento es un hombre que había acogido a dos personas sin hogar. La cabeza decapitada supuestamente pertenece a una de ellas.


/SputnikNews