La historia de Venezuela se dividió en un antes y un después del inicio del proceso revolucionario, aquel 6 de diciembre de 1998, cuando la Revolución Bolivariana obtuvo su primer triunfo con Hugo Rafael Chávez Frías al frente, conquistando la elección presidencial de entonces. Más tarde el 2 de febrero de 1.999, se abrieron las compuertas de la justicia social y las reivindicaciones del pueblo que hoy siguen consolidándose.

El número arrojado por los comicios presidenciales fue el siguiente: Hugo Chávez recibió el 56,20% de los votos ese 6 de diciembre; dando paso así a la nueva historia de la política venezolana en la que se fortalecería la inclusión social, premisa bandera que no ha claudicado desde aquel triunfo.

En los años transcurridos, lo que impulsó Hugo Chávez, su política inclusiva  en todas las áreas estratégicas para el desarrollo de la Nación y que traspasaba fronteras, se ha convertido en la fórmula asumida por un equipo de Gobierno e incluso por el pueblo que desde su propio espacio contribuye con el afianzamiento de políticas públicas, sujetas estas a las necesidades identificadas por el Pueblo-Gobierno, un binomio que también ese 6 de diciembre se hizo inseparable.

Con la consigna que enarboló el líder Chávez a lo largo y ancho del país, en esa campaña, ¡Con Chávez manda el pueblo! ya se podía sentir y avizorar cómo un pueblo ya era gobierno, iniciando una nueva etapa revolucionaria en el poder político de la nación.

Cuando corresponde referirse a los 23 años de la victoria de Chávez, también es preciso evocar su liderazgo, el mismo que es atribuido a los grandes hombres que hicieron la historia, como fue el Libertador Simón Bolívar.

Es el Comandante Chávez y su legado, ese que hoy toca a todas y todos los que se reflejan en esa frase popular del líder revolucionario, ¡Chávez no soy yo, Chávez es un Pueblo!


El juramento


El 2 de febrero 1999, Chávez asumió la Presidencia de Venezuela con un juramento que marcó el inicio de un profundo proceso  de cambio: “Juro delante de Dios, juro delante de la Patria, juro delante de mi pueblo sobre esta moribunda Constitución (1961), que impulsaré las transformaciones democráticas necesarias para que la República nueva tenga una Carta Magna adecuada a los nuevos tiempos. ¡Lo Juro!”, dijo y así quedó sellado.

Luego de 22 años de aquella importante fecha histórica, el pueblo, de la mano del presidente Nicolás Maduro, sigue transitando el camino hacia la reivindicación y dignificación de todos los venezolanos, mediante políticas en la que se suman las voluntades de todos.

Estas medidas inclusivas van desde la protección de los sectores sociales más vulnerables, hasta la adjudicación de bonos especiales a millones de familias para enfrentar la guerra económica, tributando así al legado de inclusión y soberanía  del Comandante Chávez.

Millones de Chávez

Hoy son millones de Chávez que continúan levantando la voz en defensa de la Revolución Bolivariana, por eso a 22 años de aquella victoria, el modelo bolivariano sigue venciendo y ratificando así que el pueblo es Chávez.


/Prensa Presidencial