El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso convertir a la petrolera estatal PDVSA en una segura proveedora de gas a México ante los problemas de suministro desde Texas.

"Nosotros deberíamos proponernos ser seguros suministradores de gas a México para su eficiencia energética (…) suministrar el gas venezolano a México en una alianza estratégica" expresó Maduro.

El jefe de Estado lo declaró durante una actividad presidencial desde la sede de Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA), en Caracas.

Maduro indicó que la propuesta surge tras los problemas de gas que enfrenta México, el cual es importando desde Estados Unidos.

El ministro de Petróleo venezolano, Tareck El Aissami, indicó que Venezuela logró la recuperación del sistema de procesamiento de gas, lo que permitió estabilizar y beneficiar al sector industrial y restablecer progresivamente el sector residencial.

Asimismo, Maduro dió instrucciones a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana resguardar las diferentes refinerías e instalaciones de PDVSA en el país.

"Tengamos máxima protección, usemos todos nuestros sistemas de radares y misilísticos para defender a nuestras refinerías, nuestra industria petrolera", destacó el presidente al recordar las diversas acciones de sabotaje.

México es el mayor importador de gas natural de EEUU: en 2019 compró a ese país 6.125 millones de dólares de ese hidrocarburo, más del doble que 2015, que representa un 20% de las exportaciones estadounidense del energético.

La suspensión de los suministros de gas natural, debido a la a severa tormenta invernal que golpea desde hace días a Texas, el estado del sureste de Estados Unidos, dejó sin energía eléctrica a casi todo México.




Sputnik