El hachis parmentier es un plato originario de Francia en que básicamente se combina carne de ternera molida sobre la cual se añade puré y se hornea todo. La historia de esta receta encuentra su origen en algún momento de mediados del siglo XVIII cuando el Señor Parmentier, decidió promocionar el consumo de patatas entre la población francesa. Para esto propuso un nuevo plato que tenía además el interés de ser elaborado con sobras de carne y de patatas. Así nacería uno de los más famosos platos de aprovechamiento que se tiene de la historia.

Para añadirle un toque de verduras, combinamos el pollo con pimientos de varios colores y un poco de cebolla. El resultado es una nueva versión de un plato estupendo con mucho sabor y divertido.

Ingredientes: Para 2 personas
  • 1 Pechuga de pollo
  • 1 Pimientos de color
  • 1 Huevo
  • 15 ml Aceite de oliva virgen extra
  • 3 Patata
  • 15 g Mantequilla
  • 50 ml Leche
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Dificultad: Fácil
Tiempo total 1 h 10 m
Elaboración 10 m
Cocción 1 h

Preparacion:

Poner a hervir las patatas, previamente peladas por unos 20 minutos. Cuando estén listas las machacamos con el tenedor y les agregamos la leche y mantequilla. Mientras hierven las patatas ponemos igualmente la pechuga de pollo a hervir, también por unos 20 minutos. Cuando esté cocido, lo retiramos del agua y esmechamos. Picamos los pimientos en cuadritos así como la cebolla.

Ponemos la cebolla a freír por unos dos a tres minutos. Le agregamos los pimientos, sazonamos con sal y pimienta al gusto. Dejamos en la lumbre unos cinco minutos. Añadimos el pollo, el huevo y ajustamos el sazón al gusto. Dejamos otros cinco minutos a fuego medio bajo. Recubrimos un refractario con mantequilla. Le vertemos toda la preparación de pollo. La recubrimos con las patatas machacadas, queso rallado y horneamos, a 180ºC, por unos 30 minutos. Servimos muy caliente.