Es la primera vez que preparo un postre con galletas, sin utilizar el horno, y creo que no será la última

Además es muy fácil de preparar y apenas se ensucia nada. Si no queréis complicaros tanto preparando una crema pastelera, podéis sustituirla por dos sobres de preparado para hacer flan, aunque el sabor resultante no será el mismo os aseguro que triunfaréis igual entre vuestros comensales.

Ingredientes:

Para 6 personas
  • Leche  1L
  • Piel de limón  1
  • Canela en rama  2
  • Azúcar  200 gr
  • Maizena cucharadas soperas rasas 10
  • Yemas de huevo  6
  • Chocolate fondant--200 g
  • Nata líquida 35% materia grasa   200 ml
  • Mantequilla  50 gr
  • Leche suficiente para remojar las galletas
  • Galletas cuadradas paquetes 3
Prepatacion:

Dificultad: Fácil
Tiempo total 20 m
Elaboración  20 m
Reposo          2 h

Empezamos hirviendo la leche la noche anterior, con la piel de limón y las ramas de canela. La dejamos infusionar toda la noche para intensificar su sabor. Después, en un cazo deshacemos 200 gr de azúcar en un poco de la leche (previamente colada), añadimos las yemas de huevo y la maizena.

Colocamos el cazo al fuego y añadimos la leche poco a poco y dejamos hervir la leche hasta que la mezcla espese, siempre removiendo para que no se pegue. La reservamos, cubriendo el cazo con papel film. Para que no se forme costra es necesario que el papel film toque directamente con la crema.

Ponemos una capa de galletas remojadas ligeramente en leche (no demasiado para que no se rompan) en el fondo del molde. Por encima repartimos la crema pastelera y sobre ella ponemos dos capas más de galletas remojadas ligeramente en leche. Metemos el molde en la nevera.

Mientras preparamos la cobertura de chocolate. Ponemos la nata y el chocolate en un cazo a fuego lento hasta que se derrita el chocolate. Retiramos el cazo del fuego y añadimos la mantequilla. Dejamos que se temple y cuando esté casi fría la vertemos en el molde. Guardar en la nevera como mínimo 2 horas, mejor toda la noche.