El expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha sido declarado culpable este lunes por corrupción y tráfico de influencias y se enfrenta a una sentencia de un año de prisión y dos en suspensión.

Sarkozy, de 66 años, presidente de Francia entre 2007 y 2012, ha sido condenado por intentar obtener ilegalmente información de un magistrado superior en 2014 sobre una acción legal en la que estaba involucrado.

Noticia en Desarrollo...