Siete nuevos fallecidos se registran en Venezuela, en las últimas 24 horas, a consecuencia de la variante brasilera del COVID-19 “P.1”, informó este domingo la vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez.

Los decesos se localizaron en Distrito Capital (3), Miranda (2), Falcón (1) y Apure (1), detalló Rodríguez, al tiempo que extendió sus condolencias a familiares de estas víctimas que perdieron la batalla contra el infección respiratoria.

En consecuencia la Vicepresidenta Ejecutiva alertó a la población venezolana que se deben extremar las medidas de bioseguridad, ante la nueva cepa que según estudios provenientes de especialistas en la ciudad de Manaos, Brasil, puede ser hasta dos veces más transmisible.

“La variante está provocando reinfecciones porque no reconoce los anticuerpos de personas que ya han sido contagiadas” advirtió.

Respecto a los casos detectados, comunicó que se registraron 550 por transmisión comunitaria distribuidos geográficamente en los estados: Distrito Capital (96), Carabobo (83), Nueva Esparta (59), La Guaira (58), Miranda (46), Sucre (27), Portuguesa (24), Yaracuy (23), Zulia (23), Monagas (23), Anzoátegui (16), Aragua (14), Falcón (14), Lara (8), Los Roques (8), Cojedes (7), Guárico (7), Táchira (6), Apure (4), Barinas (4).

Además instó a las autoridades del estado Carabobo a reforzar las medidas de bioseguridad en el aeropuerto internacional de esa entidad, pues de los nuevos 24 casos importados 23 fueron detectados en esta zona, siendo 14 provenientes de Panamá, 8 de México, y 1 de República Dominicana, por lo que exigió realizar las pruebas moleculares y respetar los protocolos sanitarios establecidos en todos los terminales internacionales para prevenir el ingreso de personas infectadas al país.

Prensa Presidencial/ Rossy Herrera