Un sujeto que se hizo pasar por trabajador de delivery asesinó a balazos a Anthony Morillo, un venezolano de 30 años de edad, en Perú.

La víctima, reseñó el medio local Trome, sabía que en cualquier momento lo iban a matar porque así se lo había comentado a un compañero de trabajo.

Había recibido amenazas días antes de que sería asesinado, presuntamente por parte de otros connacionales. Morillo se dedicaba a la construcción en el distrito de Villa El Salvador de la ciudad de Lima.

Aún así, asistió a trabajar en una obra que se desarrolla en la avenida Revolución de ese distrito. Alrededor de las 3:00 pm, un hombre que llevaba un bolso térmico de color amarillo, de una reconocida empresa de pedidos, llegó caminando al terreno.

“Hizo de lado a unos seis trabajadores que estaban. Los llevó hacia afuera y luego regresó y disparó a la víctima en brazos, piernas y la zona lumbar“, dijeron testigos.

Rápidamente, el sujeto salió del terreno y se subió a una moto con otro hombre que lo estaba esperando y escaparon. Morillo se desangró por varios minutos hasta que lo llevaron a un centro de atención, donde falleció luego de dos horas.

“Me dijo que lo iban a buscar para matarlo porque tuvo problemas con otros chamos“, declaró un compañero de trabajo de la víctima a la policía.

El Nacional