El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, declaró este viernes el estado de emergencia por COVID-19 en Tokio, Osaka, Kioto e Hyogo.

El estado de emergencia entrará en vigor el domingo y se prolongará hasta el 11 de mayo, refiere la agencia de noticias Xinhua.

La nueva medida tiene como objetivo frenar un aumento en los casos de COVID-19 durante las próximas vacaciones de la Semana Dorada, que se celebra a principios de mayo.

“Debemos tomar medidas enérgicas de manera focalizada para controlar el virus, en un momento en el que mucha gente estará de vacaciones durante la Semana Dorada”, dijo Suga.

Se aplicarán restricciones más estrictas, como pedir a los restaurantes y bares que no sirvan alcohol y cerrar las principales instalaciones comerciales.